¿Cómo usar un CRM según tu sector? SQDM te da 3 tips para identificar cómo hacerlo

Con el acelerado incremento de los canales digitales en la vida humana actual, se hace casi necesario que las empresas, al igual que otros sectores sociales, muten sus actividades al campo digital con el fin de expandir sus posibilidades comerciales. Los Customer Relationship Management (CRM) surgen como herramientas fundamentales en estos procesos de incursión en el mundo digital, ya que, gracias a sus funciones automatizadas de tareas, las empresas, sin importar su tamaño y capacidad económica, pueden mejorar sus procesos corporativos y financieros.

Como lo mencionamos en una entrada anterior de nuestro blog, existen varios tipos de CRM que pueden utilizarse dependiendo de las características de cada empresa y el campo comercial en el que se muevan. Aquí le daremos varios tips para comprender qué CRM le es más útil a su empresa dependiendo de sus necesidades. 

Existen tres tipos de CRM o asistentes digitales en servicio al cliente. Estos son: el Operativo, el Analítico y el Colaborativo. Todos tienen funciones diferentes dentro del ciclo de vida de la relación comercial con cada cliente, incluso en etapas posteriores a la venta.

Si su empresa brinda productos o servicios que requieran una gestión rápida y efectiva que le haga más cómodo el proceso de compra a su clientela el CRM Operativo puede ser su aliado fundamental en este caso, ya que ayudará a retener la compra al hacer más sencillo el proceso. En este sector entran restaurantes, plataformas de domicilios y mensajería, lugares de ventas de licor y otros tipos de servicios en donde la clientela intente satisfacer su necesidad de manera urgente. 

El CRM Operativo cumple funciones muy diversas en el ciclo de venta que facilitan la labor del equipo de ventas y hace más práctico el proceso de compra del cliente. Sus tareas se centran en 3 funciones: ventas, marketing y servicios. Es decir, atiende aspectos que un posible comprador analiza al momento de realizar una compra, por eso podemos tomar como ejemplo un restaurante o negocio que venda cualquier tipo de comidas o bebidas, el cliente que ingresa a buscar esos tipos de productos quiere tenerlos en el menor tiempo posible, es por eso que las funciones del CRM Operativo facilitan estas tareas disminuyendo el error humano. 

Un ejemplo muy claro de esto puede ser el caso de una reunión familiar en la que desean pedir una pizza para el almuerzo, por eso buscan el teléfono de lugares cercanos y llaman a uno, si allí no contestan muy seguramente llamarán a otro lugar y la venta se perderá. Las funciones operativas automatizadas mediante CRM harían que la venta sea efectiva gracias a la atención personalizada que recibe el cliente a través de una plataforma que le permitirá hacer la compra, e incluso, realizar el pago de manera rápida.

Si su empresa tiene como prioridad actual el buscar y realizar estudios de mercado y clientela en determinado sector, su aliado es el CRM Analítico. Este asistente digital tiene como función recopilar, analizar y darles sentido a los datos, así que esta opción es fundamental para cualquier tipo de empresa, sea pequeña, mediana o grande, que quiera enfocarse en encontrar nuevos públicos y nichos inexplorados. 

Este CRM Analítico también es muy recomendable para comercios y empresas nuevas que apenas estén buscando realizar un estudio de personalidad de la clientela, esto con el fin de apuntar sus acciones de ventas posteriores con ciertas características determinadas por los datos obtenidos por este asistente digital que en realidad no se enfoca en un sector comercial en específico sino más bien en un punto de conocimiento y sectorización de la clientela.

El último tipo de CRM del que hablaremos podría ser especialmente útil y necesario en empresas grandes que manejen un alto número de personal y grupos de trabajo. Normalmente las empresas generan un organigrama con base en decisiones humanas que pueden ser erradas o que no concuerden con la realidad, es por eso que el CRM Colaborativo utiliza la inteligencia artificial del análisis de datos para ver cuáles son las falencias corporativas y cómo se podrían potenciar los resultados de los equipos de trabajo. 

Uno de los ejemplos de CRM Colaborativo más popular y posicionado del mercado es el Salesforce, este cuenta con una atención transversal en el proceso de relacionamiento de las empresas con sus clientelas, algo que ayudaría en el proceso de fidelización, ya que mientras más ágil y útil sea la respuesta de una empresa más satisfecho estará el cliente, aumentando las posibilidades de una siguiente compra gracias a la gestión de Salesforce. 

Este CRM tiene varias funciones integrales que se relacionan con las áreas de ventas, servicio y marketing gracias a sus funciones que permiten lograr ventas inteligentes y afectivas, brindar un servicio más rápido y eficaz que aumenten la satisfacción de la clientela y llegar a cada cliente por los canales de comunicación más pertinentes personalizando la gestión de cada cliente con base en sus características individuales.   Recuerde que en SQDM lo podemos asesorar y acompañar en la ejecución de estas herramientas digitales que seguro harán de su empresa una organización más rentable y organizada.

Publicaciones relacionadas

Dejar un comentario

Entradas recientes

Cómo Salesforce facilita la gestión del teletrabajo de su equipo de ventas
21 septiembre, 2021
Guía para el uso de un CRM ¿Cómo evitar errores?
17 agosto, 2021
5 formas en las que Salesforce CRM puede cambiar la manera en cómo te relacionas con tus clientes
27 julio, 2021

Categorias

Abrir chat